"Nada vale la ciencia si no se convierte en conciencia". Carlo Dossi

Astronauta, profesor, hermano, padre, héroe, ¡el primero en pisar la luna! Así recordaremos por siempre a Neil Armstrong, aquel hombre nacido en Wapakoneta (Ohio – Estados Unidos), que logró la hazaña de viajar hasta nuestro satélite natural y caminar sobre su superficie en el año de 1969, durante la misión del Apolo 11, paralizando por completo a todo un planeta; sin embargo, debido a ciertas complicaciones cardiovasculares, falleció hoy a los 82 años de edad, dejando un legado muy valioso para la humanidad.

Neil Armstrong: 1930 – 2012 (click sobre la imagen)

Neil fue un hombre afortunado puesto que pudo vivenciar un espectáculo que pocos tendremos la oportunidad de observar: ver, en toda su majestuosidad, nuestro planeta desde el horizonte lunar, enseñándonos un mundo totalmente nuevo y llevando nuestra imaginación hasta nuevos confines. Su familia, aflijida por el duelo de su partida, lo recordó hoy con la siguiente declaración:

Neil Armstrong también fue un héroe americano que siempre creyó que sólo estaba haciendo su trabajo. Él sirvió a su nación con orgullo, como un piloto de combate naval, como piloto de pruebas y como astronauta. Él también encontró el éxito de vuelta a casa, en su natal Ohio, en los negocios y en la academia, y se convirtió en un líder de la comunidad en Cincinnati.

Mientras lloramos la pérdida de un muy buen hombre, también celebramos su extraordinaria vida y la esperanza de que sirva de ejemplo a los jóvenes de todo el mundo, para que trabajen duro hasta hacer que sus sueños se hagan realidad, para estar dispuestos a explorar y ampliar los límites y para servir desinteresadamente a una causa más grande que ellos mismos.

Armstrong fue condecorado por diecisiete países y recibió muchos honores especiales, entre los cuales se destacan la Medalla Presidencial de la Libertad, la Medalla de Honor del Congreso Espacial de la NASA, la Medalla de Servicio Distinguido de la NASA, la Medalla de la Real Sociedad Geográfica de Oro, la Medalla de Oro de la Federación Espacial Aeronáutica Internacional, el premio de la AIAA Astronáutica, el Premio Chanute Octave y el Premio John J. Montgomery, entre muchos otros.

Su familia seguirá entregando declaraciones a través de su página oficial (click sobre la imagen)

Gracias a su increíble logro, Neil quedará por siempre en los registros de nuestra historia como el explorador que más lejos ha llegado hasta el momento y como un ídolo para muchos, al ser el gestor de la victoria de los Estados Unidos en la carrera espacial de la época. Gracias damos a Neil por su trabajo y pedimos paz en su tumba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: